Saltar al contenido

Cabalgatas y paseos a caballo – Imbabura, Ecuador

19 abril, 2016
Cabalgatas en Ecuador, Imbabura

Las cabalgatas o paseos a caballo son una actividad que brinda mucha paz y tranquilidad. El área más recomendada en Ecuador es la provincia de Imbabura; y si quieres pasar unos días, combinando paseos a caballo y alojamiento acogedor, te sugerimos la Hostería San Francisco, ubicada en el sector de Urcuquí. Para conocer más detalles y hacer reservaciones puedes visitar su sitio Web Hostería San Francisco.

Comunícate con la Hostería San Francisco

Contacto: Fernanda Torres
Dirección: Hostería San Francisco Vía Urcuquí Km 27, Calle Chachimbiro; sector La Delicia, Urcuqui; Imbabura – Ecuador
Teléfonos: 593(06)3048232, 593(06)2934161  Celular: 00997554427 (Whatsapp)

Cabalgatas en Ecuador, Imbabura

Ecuador: ¡un país de cabalgatas!

Por su diversidad de paisajes, su geografía, su cultura; Ecuador es un país donde el caballo es un ícono de la recreación, especialmente en la región de la sierra. Los paseos a caballo son habituales en haciendas, quintas y otras propiedades donde los huéspedes pueden relajarse durante horas e incluso días, en excursiones, para los más entusiastas.

Ventajas de las cabalgatas:

  • Los paseos a caballo son relajantes.
  • Con la guía de profesionales en equitación, tu experiencia será muy agradable.
  • El paisaje de Imbabura es fascinante y aquí podrás disfrutar de: los montes de Chachimbiro, la hacienda y el Valle de Salinas.
  • Recomendable para disfrutar en familia a cualquier edad.
  • Es una gran oportunidad para disfrutar “offline”, desconectados de aparatos o pantallas.

Recomendaciones antes de iniciar una cabalgata:

  1. Pida a la persona guía que le recomiende un caballo de acuerdo a cada persona; por ejemplo el caballo más dócil para niños, el más ágil para los jóvenes, etc…
  2. Revise que el animal se encuentre en condiciones de salud óptimas para montar.
  3. Por seguridad, revise las condiciones de la montura, arreos y otros accesorios del caballo.
  4. Si siente miedo o tiene muchas dudas acerca del caballo que va a montar, cambie de animal o desista de cabalgar en esa ocasión.
  5. Asegúrese: Haga todas las preguntas que le vengan a la mente, por más sencillas que le parezcan.